Nessun Prodotto

Verano o invierno: cuidado con la temperatura y humedad

El clima debe considerarse importante para la preparación de la masa, y más precisamente juega un importante papel durante una fase decisiva de la preparación: la fermentación.

Son importantes la temperatura y la humedad por lo tanto: acelera la fermentación un clima húmedo y/o caliente y la disminuye un clima seco y/o frío.

Para la masa de nuestra strapizza se indica una temperatura de unos 24°.

Observe que durante el amasado producimos calor, por lo tanto si la temperatura ambiente es de 30° deberemos equilibrar con la temperatura del agua que cogeremos del frigorífico.

Un verdadero secreto para una impecable preparación en casa es seguir la llamada "regla del 55": la suma de la temperatura ambiente, de la temperatura de la harina (igual a la temperatura ambiente) y de la temperatura del agua deberá ser 55°.

 

finches-naked