Nessun Prodotto

Usemos los ingredientes justos para hacer nuestra pizza

Pocos y simples utensilios serán necesarios para preparar rápidamente una pizza exquisita y apetitosa.

Comencemos con un plano de al menos 50x70cm para extender la masa. Un plano de mármol será el más indicado para masajear las fermentaciones; resbala y está frío. Como alternativa usaremos la clásica mesa de madera de pasta fresca. Esta es más ligera, pero al mismo tiempo más pegajosa.

Una espátula servirá para la fase de recorte, es decir, cortar la masa antes de la fermentación en panecillos y limpiar el plano de trabajo sobre el cual se amasa y se extiende. 

Con un cono corta mozzarella cortaremos la mozzarella en trozos pequeños ayudándola a derretirse sobre la pizza. Haciendo muchas pizzas juntas será muy útil. 

La piedra refractaria para la cocción simula el plano de cocción del clásico horno de leña. Está realizada con materiales que alcanzan temperaturas muy elevadas que consigue mantener constante y uniformes durante toda la duración de la cocción, y luego se adapta tanto a un horno de gas como a un horno eléctrico. 

Además de esto necesitaremos una bandeja perforada para pizza. Es una bandeja antiadherente con agujeros para favorecer la ventilación de los alimentos durante la cocción.  

Por último una ruedecilla o como alternativa tijeras corta-pizza serán útiles para cortar fácil y rápidamente nuestra pizza sin rallar o estropear la bandeja o cualquier otro soporte.