Nessun Prodotto

Cornisa sì, cornisa no

La cornisa o, más comúnmente el borde de la pizza. ¿Para qué sirve? ¿Es indispensable?

A algunos les gusta a otros no. A algunos les gusta alto a otros bajo. Algunos lo quieren lleno de pasta, otros lo quieren vacío.

¿Hay uno estándar? En el despliegue de condiciones la verdadera pizza napolitana “se caracteriza por una cornisa elevada, de color dorado, como en los productos de horno, suave al tacto y al gusto”. Pero de pizzas hay infinitas, como son infinitos los gustos de los amantes de la pizza. A decir verdad depende también de los condimentos y de dónde nos comemos la pizza: sentados en la mesa, en el sofá, paseando, en el tren y en cualquier lugar en el que entramos por el deseo del gusto único de una pizza.

Podemos imaginar que una cornisa alta permite la cocción sin que los ingredientes rebosen colando inevitablemente sobre la placa del horno. Pero para alguno el borde es una verdadera obra de arte pues las técnicas para obtenerlo vacío en el interior, son fruto de experiencia y de pruebas dependiendo del tipo de masa, fermentación y humedad.
O podemos encontrar bordes que se pliegan y admiten un relleno imprevisto, dando vida a pizzas super condimentadas.
O, aún más, bordes cortados y plegados para dar a la pizza forma de una flor como.. una margarita.
No hay duda alguna: aquí, por gusto y fantasía, ¡la pizza no tiene límites!

finches-naked